Tatamis

Fabricados con paja de arroz natural, recubierto con una estera de junquillo sin ingredientes químicos.
El Tatami proporciona un cómodo y saludable entorno de vida con materiales naturales.
Su proceso de fabricación es totalmente artesanal.
El tatami es ideal para colocarlo directamente sobre el suelo y complementarlo con futones naturales.

Perfecto como aislante acustico y termico.

Disponible en diferentes medidas, para medidas especiales consultar a info@lacasaeco.com

Grosor 5,5 cm.

Medidas:

  • 60 cm ancho x 200 cm largo
  • 70 cm ancho x 200 cm largo
  • 80 cm ancho x 200 cm largo
  • 90 cm ancho x 200 cm largo
  • 100 cm ancho x 200 cm largo

 

 

 

145,00160,00

Limpiar

Descripción

Tras cosechar y desgranar el arroz, las cañas de la planta se atan en manojos y se colocan ordenados y cosidos en siete capas entrecruzadas hasta obtener un grosor de 35 cm. Después es prensado y reducido hasta los 5,5 cm. Finalmente se recubre con una resistente y suave estera de junquillo.
Todos los productos son fumigados al vapor según una receta especial y tradicional.

Beneficios
Aislante acústico: El relleno de paja actúa como absorbente del sonido, favoreciendo la insonorización de los pisos.
Aislante térmico: El tatami deja fuera el frío del suelo en invierno. Es un perfecto aislante. Su dureza moderada contribuye a un buen crecimiento y desarrollo de los niños y es propicia para la salud de la cintura y la columna vertebral en la edad media y más avanzada.
Inspira paz, relajación y calma.
Regulador de la temperatura: Los tatamis son capaces de absorber el exceso de humedad en la habitación, actuando como un regulador, durante la noche fresca recogen la humedad del ambiente y de la transpiración corporal retenida en el futón, liberándolo durante el día más seco.
El tatami aporta una sensación de calor en invierno y fresco en verano.
Mantenimiento
Mantenga el tatami seco en lo posible. No utilice limpiadores húmedos.
Utilizar cerdas suaves y siempre ir a lo largo de la trama de la estera.
Evite caminar con zapatos sobre el tatami.
El tatami desprende un olor a hierba natural que no desaparece aunque los tatamis tengan más de diez años.
La estera de junquillo es al principio de tonalidad verde. El color ira cambiando a un tono amarillento especialmente si se coloca en la luz solar directa.